Residencia Montaña

Villa Mediterranea

El trabajo conjunto de arquitectos e interioristas da como resultado una villa de lujo como esta: un espacio armónico que se erige frente al mar en un entorno espectacular.

Esta residencia se ubica en la costa valenciana de Benicàssim. Situada en una atalaya frente al mar, esta villa mediterránea ha sido diseñada gracias al diálogo constante y fluido entre el arquitecto y la interiorista lo que permitió crear espacios armónicos, muy trabajados, bien distribuidos y acabados.

No cabe duda que el terreno en el que se planificó esta villa mediterránea -rodeado de un paisaje extraordinario- era determinante a la hora de diseñar el proyecto. Por ello, era necesario aprovechar las increíbles vistas de la parcela -ubicada en una ladera montañosa con vistas directas al mar- y que dichas vistas sirvieran de inspiración y guía para el desarrollo del Proyecto.

La integración del paisaje que rodea a esta residencia se consiguió gracias a la instalación de amplios ventanales que facilitan toda la vista exterior de la vivienda. Para el interior, se seleccionaron materiales naturales -como piedra y madera- para combiner armónicamente con el espacio natural en el que se ubica y dotarle a la decoración de la villa de un ambiente cálido y acogedor.

Se realizó la apertura de dormitorios así como del salón y la cocina a la fachada orientada al mar. De este modo, gran parte de la vivienda podía disfrutar de unas fantásticas vistas.

Por el contrario, la fachada orientada al oeste está dedicada a la zona de baños, vestidores y pasillos. En esta zona de la villa los ventanales instalados tienen una menor dimensión, salvaguardando la intimidad de los dueños y potenciando una mejor distribución y climatización del conjunto. En la planta baja se ha posibilitado un paso fluido entre todos los ambientes de forma que la continuidad de los espacios es la nota predominante: completamente abierta al jardín donde el paisaje ya la piscina se funden con el horizonte.

En las plantas superiores -dedicadas a las zonas privadas- destaca la calidez de los dormitorios muy amplios y funcionales. La distribución de las zonas de descanso así como su orientación al mar ha conseguido transformar una vivienda en un auténtico hogar con alma y carácter propio.

La decoración de esta villa de carácter mediterráneo también cuenta con unos toques étnicos. Se ha mimado con todo lujo de detalles el interiorismo de todas y cada una de los ambientes de esta residencia de 520 metros cuadrados que proporciona un ambiente relajado y que invita al descanso ante los increíbles amaneceres que deslumbran en el dormitorio principal.

La paleta cromática dominante se ha sustentado en la utilización de tonos neutros que ceden todo el protagonismo a los exuberantes verdes y azules del paisaje exterior, las auténticas joyas de esta villa mediterránea.

Proyecto: Residencia Montaña
Estudio de diseño interior: Laura Yerpes Estudio de Interiorismo
Localización: Benicàssim
Ubicación: Castellón – España
Área total construida: 520 metros cuadrados en dos plantas
Fotografías: Germán Cabo

Foto 1

Foto 2

Foto 3

Foto 4

Foto 5

Foto 6

Foto 7

Foto 9

Foto 10

Foto 12

Foto 13

Foto 14